Responsabilidad Ampliada al Productor ¿Sabes que eres responsable de los Residuos que Generas?

Responsabilidad Ampliada al Productor ¿Sabes que eres responsable de los Residuos que Generas?

9 enero, 2019

“La responsabilidad ampliada al productor”

La Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) o responsabilidad extendida del productor es un concepto, acuñado dentro de la política de residuos de la Unión Europea (UE), que busca trasladar a los fabricantes la responsabilidad sobre el diseño, fabricación, comercialización y post-uso de los productos que ponen en el mercado. De este modo tendrán que asumir la gestión de los residuos que generan.

Según el artículo 8.1 de la Directiva Marco de Residuos,  las medidas de RAP para mejorar la reutilización, la prevención, el reciclaje y la valorización podrán incluir, entre otros, “la aceptación de los productos devueltos y de los residuos que quedan después de haber Usado dichos productos, así como la subsiguiente gestión de los residuos y la responsabilidad financiera de estas actividades (…)”.

De este modo, el fabricante ha de asumir el coste de recolección y tratamiento de los residuos para que dicho coste no repercuta en la administración, los ciudadanos que no consumen el producto, ni que el medioambiente sufra las consecuencias de dichos residuos.

Cabe señalar que únicamente para aparatos eléctricos y electrónicos, pilas y acumuladores, vehículos, envases, neumáticos y aceites minerales es obligatoria esta “responsabilidad del productor”, aunque son ya muchas grandes firmas de otros sectores, como el textil, quienes están incluyendo en sus políticas medioambientales dicha responsabilidad.

La ley delimita también el ámbito de esta responsabilidad, definiendo las obligaciones a las que están sometidos los productores tanto en la fase de diseño y producción como durante la gestión de sus residuos de fabricación y los generados tras su uso. Dichas obligaciones se pueden hacer frente de forma individual o mediante sistemas colectivos.

Entre estos últimos aparecen los sistemas integrados de gestión (SIG) que son organismos gestionados por entidades sin ánimo de lucro y que permiten a las empresas cumplir sus obligaciones a través de ellos con los que colaboran de forma económica al funcionamiento del sistema.

OBLIGACIONES DE LOS PRODUCTORES

La norma cuya finalidad es la de promover la prevención y de mejorar la reutilización, el reciclado y la valorización de residuos, obliga a los productores cuyos productos tras su uso se convierten en residuos a lo siguiente:

  • Diseñar productos de manera que a lo largo de todo su ciclo de vida se reduzca su impacto ambiental y la generación de residuos, tanto en su fabricación como en su uso posterior, y de manera que se asegure que la valorización y eliminación de los productos que se han convertido en residuos.
  • Desarrollar, producir, etiquetar y comercializar productos aptos para usos múltiples, duraderos técnicamente y que, tras haberse convertido en residuos, sea fácil y clara su separación y puedan ser preparados para su reutilización o reciclado de una forma adecuada.
  • Aceptar la devolución de productos reutilizables, la entrega de los residuos generados tras el uso del producto; a asumir la subsiguiente gestión de los residuos y la responsabilidad financiera de estas actividades.
  • Responsabilizarse total o parcialmente de la organización de la gestión de los residuos, pudiendo establecerse que los distribuidores de dicho producto compartan esta responsabilidad.
  • Utilizar materiales procedentes de residuos en la fabricación de productos.
  • Proporcionar información sobre la puesta en el mercado de productos que con el uso se convierten en residuos y sobre la gestión de estos, así como realizar análisis económicos o auditorías.
  • Informar sobre la repercusión económica en el producto del cumplimiento de las obligaciones derivadas de la responsabilidad ampliada.

LA RESPONSABILIDAD AMPLIADA EN LA UE

Pese a que, en España la Responsabilidad ampliada al Productor se limita actualmente a algunos productos, ya muchos otros países de la UE han ampliado dicha responsabilidad a todo tipo de productores de envases. Ese es el reciente caso de Alemania quien en su nueva Ley de Envases recoge nuevos objetivos de reciclaje, así como la obligatoriedad de evitar el uso de envoltorios innecesarios, y el fomentar la reutilización y el uso de materiales reciclados.

La nueva Ley alemana de Envases contempla también incentivos financieros para los productores que diseñen envases más reciclables, que consuman menos recursos y mayor uso de materiales reciclados en su producción. Cabe destacar la creación del nuevo Registro de Envases, al que los productores deben inscribirse y que tiene como objetivo garantizar que los productores cumplan con sus deberes en materia de recolección y reciclaje de residuos.

En definitiva, conocer estar normas, su desarrollo y grado de implicación es clave para que tanto las empresas como los ciudadanos participemos de la mejor forma en la prevención, valorización, reutilización y reciclaje de nuestros residuos.

Fuente imagen: <a href=”https://www.freepik.es/fotos-vectores-gratis/salud”>Foto de salud creado por freepik – www.freepik.es</a>

By | 2019-01-10T12:50:46+00:00 09 enero 2019|Gestión de residuos, Legislación, Reciclaje, Sin categorizar|

Para seguir navegando por nuestra web, necesitamos que acepte nuestro uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar